Resumen

Se buscó mejorar la infraestructura de las viviendas para mejorar las condiciones de vida de las personas a través de una casa térmica y antisísmica. Se trabajó con materiales locales y accesibles a todos, pues este proyecto fue pensado para que fuera una solución de autoconstrucción, y así, gracias a capacitaciones, los mismos pobladores puedan construir estas viviendas. El material principal empleado es la totora que crece en el Lago Titicaca y que funciona como un gran aislante térmico pues tiene mucha fibra gruesa y en su interior tiene tubos de aire que sirve como aislante. Actualmente existen colchones de este material que son utilizados por la población. Es así que la propuesta consiste en revestir las paredes y el techo con este material amarrados con sogas para conseguir concentrar el calor. Las casas, además, tienen un diseño bioclimático, es decir, aprovecha la radiación solar del día, que es absorbida por unas claraboyas y en la noche el calor acumulado es expulsado.

Beneficios

  • Se comprobó la efectividad del diseño con un movimiento sísmico registrado en diciembre de 2016.
  • Este proyecto busca generar un campo de acción en la actualización de la Norma de Construcción en Adobe del Reglamento Nacional de Construcciones.
  • Ayuda a revalorar los materiales locales y el empoderamiento de la población a través de la metodología participativa propuesta por el proyecto.

Aplicaciones

Comunidades altoandinas, gobiernos regionales, empresas.

Nivel de Madurez

(TRL 8): Tecnología validada y certificada en entorno real.

Investigadores

Dr. Sofía Rodríguez Larrain
Ing. Julio Vargas Neumann

Contacto

Vicerrectorado de Investigación Pontificia Universidad Católica del Perú
Teléfono: 6262000 Anexos: 2185/2190/2191/2192
idi@pucp.edu.pe